26
Jul
10

Me greso a ecuador

Hace mucho que no escribia ni una sola palabra, desde la última ya han pasado muchos meses, meses en los que todo ha dado un giro, hacia lo desconocido, pero con muchas espectativas y sobretodo con mucha energía. Con ganas de vivir, de conocer, de sentir, de experimentar y de luchar por lo que hoy y ahora creo.

Me regreso a la mitad del mundo, a aquel lugar que me acogió y me embelesó, y más tarde me presentó a personas y más personas, a las que quise y sigo queriendo.

Me regreso para escribir una historia de mi vida que dejé sin terminar, para recibir lo que se me presente, y desechar o guardar, aquello que crea conveniente.

Me regreso para abrir mi mente y mi cirazón, mis ojos, mis oidos, todos los sentidos

Me regreso sin esperar nada anticipado, sino para palpar aquello que se pose en mis manos

Me regreso para amar y ser amada

Anuncios
10
Oct
09

y… por fin trinidad

Ya han pasado muchos días desde que regresé de Trinidad, pero eso no es escusa para no hablar de ese lugar tan especial, tan lleno de ternura, tan significante en mi experiencia en ecuador
En cada rincón de esa pequeña comunidad, tan repletita de gente buena, sencilla, alegre, y un sinfín de buenos adjetivos, conviví durante una semana.
No puedo expresar solamente con palabras cada sentimiento que allá viví. El viaje comenzó en Esmeraldas de mañana, salíamos sobre las 6 de la mañana de casa para coger un bus que nos llevara hasta Borbón, un pueblecillo muy relacionado con el comercio y las comunicaciones, puesto que es el lugar donde todas las comunidades del rio Cayapas han de viajar para realizar sus ventas, sus compras o para viajar a cualquier lugar del Ecuador.
El viaje a Borbón duró unas 3 horas, 3 horas un poco interminables. El bus estaba repletito de gente, unos sentados, otros de pie, gente que entra y baja del bus para realizar sus ventas, !!!!empanadasssssssssss a 25 centavos¡¡¡¡¡, !!!Choclos¡¡¡, !!!Caramelitos para endulzar vuestro viaje, a 10 centavitos¡¡¡…
En el bus viajábamos con varios estudiantes de la universidad, puesto que todos íbamos a Trinidad por un viaje organizado para participar en un campamento misión.
Una vez llegamos a Borbón subimos a una lancha que nos adentraría en un maravilloso y alucinante paisaje selvático por el rio Cayapas. Árboles inmensamente altos, casitas de caña en el lugar menos esperado, saludos de los niños, niñas, mujeres, hombres…, que desde sus hogares nos saludaban a nuestro paso por su comunidad, canoas remadas por jovencitos uniformados para acudir a la escuela…
Todo era maravilloso, alucinante, a pesar de mi cansancio no pude cerrar ni un segundo mis ojos, estaba flipando, esa maravilla no aparece ni en las películas, estaba viviendo en un sueño del que aun hoy, creo que no he llegado a despertar, y espero que nunca lo haga.
Y por fin, después de otras 3 horitas en lancha, a lo lejos vimos Trinidad.
Todos nos esperaban junto a Santi, la cual nos había estado hablando maravillosamente de las gentes de Trinidad, y por fin estábamos con ella allí para conocerlos y descubrir lo que es la humanidad, las ganas de ser feliz, lo poquito que necesitamos para seguir nuestro camino, la importancia del agua, la tierra, y en general el medio, tan poco apreciado y con tantas ganas de destruir.
Estábamos felices, con un nudo en el estómago llamado emoción, con esas lagrimillas que sobresaltan de nuestros ojitos sin poder controlarlas, mirando cómo nos recibían con cantos, con su música, con sus bailes. Verdaderamente fue una bienvenida que no contábamos con ella.
Una vez nos instalamos, fuimos a comer todos juntos en una cabaña destinadas para ello, con sus mesas, sus sillas, su cocina. Fue ahí donde conocí a Miche, un chileno muy especial en casa, con un brillo en los ojos que demuestra lo transparente que es, que preparaba la comida con mucha alegría.
Luego tuvimos un tiempecito para nosotros, para hacer cualquier cosa, unos durmieron otros conversaron, otros fueron a jugar pelota…, yo en cambio sobrecogida por ese fascinante lugar pensé que debía caminar para descubrir cada rinconcito de la comunidad, poco duró mi paseo en soledad, ya que de repente sentí que una manita me agarraba de la mano y me llevaba, ese momento es muy especial, miré y era una pequeña niña, llamada Darnela que con su carita me dejó impresionada. Deseaba acompañarme en mi paseíto para que conociera el lugar donde ella había nacido, me miraba sin hablar ni una palabra, me sonreía, me guiaba el camino. Conocí ese lugar que para ella es tan habitual, tan normal, sin impresionarse de nada, en cambio, a mi esas cosillas que para ella pasaban desapercibidas eran un regalo de la naturaleza, una nueva emoción, un cosquilleo por todo el cuerpo, estaba enamorándome de ese lugar, de su paisaje, de sus gentes…
Esa pequeña niña no se separó en toda la semana de nosotros, venía me miraba durante un ratito, me sonreía, me daba un besito, y finalmente se sentaba en mis piernas, y así casi todos los niños y niñas de Trinidad.
Después de ese paseo necesitaba expresar aquello que recorría mi mente, y fue en forma de gotitas de lagrima, empecé a llorar sin parar, de emoción por estar allí, de tristeza y pena por no poder compartir eso con mis padres, con mi hermana, con mis amigos, me sentía un poco egoísta por ello, pero ese sentimiento pasaba al siguiente, al hecho de que por eso debía vivirlo al máximo, que debía contarlo, animar a la gente a que entendiera que otra manera de vivir, con otro aliento, otra energía, es posible. A lo lejos veía a los niños bañarse en el rio, como pececillos en movimiento sin ningún tipo de peligro, sin miedo, ya que el rio para ellos significa tanto, juego, transporte, alimento, higiene, diversión… y en general su vida.

Durante la semana fuimos conociendo más de cerca a toda la comunidad, a los y las estudiantes de la uni, el espacio, realizamos una minga para limpiar los senderos donde ellos se ganan la vida, hicimos apoyo escolar, preparamos recursos para la escuela, realizamos actividades con los más peques, con los mayores, fiestas, reuniones, bailes, canciones, una velada nocturna alrededor de una fogata… Fue alucinante… y todo ello fue gracias a la actitud de la comunidad, al saber estar con nosotros, a su humildad, a su sabiduría, a sus enseñanzas.
Si, el lugar como decía era bello, pero en realidad lo embellecían las personas de la comunidad, Darnela, Teresa, Bebito, Jairo, Irma, Domingo, Siro, Ariel… tod@s y cada un@ de ell@s.

Los día se aproximaban al final de mi estancia allí, por un lado no queríamos marchar, la necesidad de respirar ese aire, de bañar en esas aguas, de renovar mi energía, de comprobar el significado de vivir, de atreverme a aprender de todo lo que me mostraban esos sabios… me hacía difícil mi marcha, pero el saber que volvería y el necesitar ver a nuestr@ niñ@s del barrio y preparar el Campamento para la siguiente semana, nos empujaba a regresar a la ciudad, al tráfico, al griterío, a la contaminación…

Nuestro viaje terminaba, la comunidad nos acompañó hasta las escaleritas que bajan al rio donde nos esperaban en la lancha para marchar, era muy muy temprano, pero eso no fue causa suficiente para que todos nos despidieran de nuevo, como lo habían hecho a la llegada. Las lágrimas volvieron a salir de nuestros ojitos en el momento en el que trinidad y toda la comunidad, poco a poco se iban haciendo chiquititos, nos alejábamos con tristeza por despedirnos de ese lugar, pero llenas de vida, con tantos momentillos especiales, con imágenes de felicidad de nuestras mentes…
Fuimos alejándonos hasta que ya no los vimos, toda la gente iba calladita, dormida, hasta que Julia, Carmen, Ainara, Andrea y yo, decidimos empezar a cantar, casi nos echan de la lancha al agua, canciones así como de Laura Pausini, Camela, Alejandro Sanz, Estopa, José el Frances… hicieron de un viaje que en principio parecía tristón, a un viaje ameno, divertido… y no por la discografía sino por el hecho de haber sido actores principales de ese paraiso llamado Trinidad

27
Ago
09

primeras emociones

Bueno después de introduciros un pokillo mis primeros momentos en ecuador y más concretamente en mi nuevo barrio, es horita de invitaros a descubrir un mundo nuevo lleno de sentimientos, de otro aroma, otro color…

Los primeros minutos en el barrio son indecribibles, en las calles se vive muy intensamente todo, y eso es una de las cosas que no sabría explicar.

El mismo día que llegué al 20 de Noviembre, se había preparado para el fin de semana un campeonato de indoor, es decir futbol callegero. En este campeonato se establecieron unas normas “diferentes”. Los equipos podían ser mixtos, y la gran diferencia con el futbol habitual, es que no gana el equipo que más goles mete, sino que se van acomulando puntos. Por poner unos ejemplos: 1 punto si en el equipo hay chicas, el gol femenino vale 2 y el masculino 1, el juego limpio un punto más, los goles han de celebrarlos todos y todas las componentes de los dos equipos, en forma de baile, algo que aki es de esperar.

Bien pues ese fin de semana, gracias a todas akellas personas que hicieron posible que esto se realizase con éxito (Fernanda, yolanda, lliris,Andrea, que se pegó un piñote haciendo de arquera, Ainara, David, Carmen, Julia, los chicos y chicas de adsis junior, Françes, el padre Maeso…) y a todas akellas personas que participaron, tanto en el juego, como en la animación de las calles, hicieron que fuera unos de los primeros momentos más especiales aka.

las caritas de los niños jugando, los equipos que pedían a sus compañeros a gritos el juego limpio, algunas chicas haciendo chuzos para vender, los y las niñas, jóvenes, mayores… que se acercaban para conocerme, saludarme, y darme un besito o preguntarme cosas, me sorprendieron muchísimo. No esperaba que esto fuera a ser de esta manera. Me encontré rodeada en muchos momentos de miradas de alegría, sorpresa… que hacian que los ojos se me humedecieran esperando una lagrimilla de ilusión.

ese fin de semana no pude dejar se sonrreir a todo momento, en la calle, con los niños y las niñas, pero sobre todo con el buen ambiente que me encontré con la gente de casa.

Por fin, y después de una gran espera, dia y medio, conocí a mi compi de habitación, La Santi. Es la chica que trabaja en la universidad en la que he de cursar un crédito y medio, y con la que la universidad de valencia tiene el convenio.
Santi, cada día que pasa me doy cuenta que es una curranta, lleva mogollón de proyectos adelante, uno de ello, super precioso, es en la selva, concretamente en un bello lugar, o eso dicen y me lo creo, llamado Trinidad.

A trinidad iremos en breve para poder ver y palpar todo lo que Santi nos cuenta y nos transmite con su voz dulce y sus ojos emocionados cuando habla de la gente que vive en ese lugar tan mágico para ella.

En próximas horas seguiré escribiendo, espero que os vaya gustando.

Besitos, disfruten y sean felices

25
Ago
09

mis primeros días en ecuador

Por fin llegué¡¡¡¡¡¡¡

Solo hace más de una semana que ando por tierras esmeraldeñas, pero parece que lleve aki mucho tiempo. Eso me gusta.
La llegada a Quito fue se demoró, ya que el vuelo salió con mas de 4h de retraso.

Antes de subir al avión ya empecé a vivir lo que se siente al ser una extraña entre la multitud, era una inmigrante, una inmidrante a la que miraban con una sonrrisilla, o con un saludito, y eso me hizo sentir muy agustito.
El avión parecía un jardín de infancia, muchisimos niños volaban para conocer a sus familiares o reencontrarse con ellos después de mucho tiempo.
Fue un viaje muy pesado, incómodo pero divertido, ya que viajaba con un niñito, david, junto con su mamá para visitar a su hermanita de 8 meses.
me pasé el viaje jugando con él y respondiéndole a un sinfín de preguntas, y porqué esto, porqué lo otro, porqué el avión no cae, o porque los tiburones comen personas…
una vez aterrizamos, el timepo había dado unas 7h hacia atrás, con lo que en mi nuevo hogar, Ecuador serían sobre las 11 de la noche, pero en España serí asi como las 6 de la mañana.
al recoger todas nuestras maletas, salimos a la calle en busca de aire, de nuevas emociones, experiencias….
En la salida del aeropuerto una multitud de compatriotas esperaban la llegada de sus seres queridos con pancartas, globos, cantos, gritos, llantos de felicidad…, casi podemos salir de alli.

Cuando por fin pisamos la calle un grupo de taxistas nos rodearon, todos querían ponerse al servicio de 2 europeos cargados de maletas sin ningún origen, carne fresca para hacer el agosto, así que después de negociar la plata que nos costaba ir a un hostal económico, llegabamos al lugar más esperado despues de casi un día, UNA CAMA.

El hostal se llamaba “Maribel 2” situado en el centro de Quito, creo que nos costó así como 4 dólares cada uno, con agua caliente, baño individual y dos cama bastante grandecillas.

ya al día siguiente, bueno siguiente siguiente no, porque nos despertamos y aun era de noche, buscamos un sitio donde desayunar bién, un jugo de naranja, una tortilla, un pan y un cafe-leche.

cuando nuestro estómago ya estaba llenito, fuimos en busca del consulado, que estaba cerrado, de un banco donde cambiar dinero, y una tienda de móviles para comprar uno.

Mientras paseamos fuimos pensando qué hacer durante la primera semana, hacer turismo, quedarnos en quito o ir hacia Esmeraldas y conocer lo que nos esperaba. Las ganas de ver y encontara nuestra nueva ciudad, junto con la carga y pesadez de llevar como 30 kilos en equipaje, nos condujo a decidir que era mejor llegar cuanto antes a Esmeraldas, así que cogimos un autobús que nos llevaría a Santo Domingo, y finalmete a Esmeraldas.
Despues de unas 8h de viaje en bus, mucha gente que subía y bajaba, vendedores ambulantes, adelantamientos de miedo…llegamos a nuestro lugar tan esperado, Esmeraldas.

Durante el viaje conocimos a Fernando, un chavalín de Perú sordo que vendía pulseritas, él nos ayudó a encontrar una pensión donde poder dormir esa noche, ya que era tarde para ir buscando el barrio donde viviriamos.

Paseamos por el centro de esmeraldas junto a nuestro amigo, cenamos ceviche y conocimos a los amigos de Fernando. Fue muy extraño, nosotros en Esmeraldas con un grupillo de sordos hablando de la vida en esmeraldas.

regresamos al hostal para dormir y esperar el gran día.

Y POR FIN LLEGÓ.

Al despertar fuimos a un bar para desayunar bién, y tan bién.
alli un grupillo de jovenzuelas me empezaron a hablar a hacerse fotos con nosotros, y a preguntarnos cosas sobre España, jejjejjeej, fue gracioso.

cogimos un taxi para que nos llevara al barrio 20 de Nobiembre, concretamente a la parroquia donde pensabamos que allí estaría la gente que trabaja en el proyecto de la fundación ADSIS donde “nos esperaban”.
cuando estabamos llegando vi a una chica alocada saltando, no parecía muy esmeraldeña, pelo claro, piel blanca… AHHHHHHHHHH una española, y el taxi paró.

Las caras del grupo de españoles que encontramos fue un cuadro, nadie nos esperaba tan pronto, no sabían que llegábamos ese día. Además encontré a un compañero de clase que suponía que estaba en Argentina, pero que había venido a conocer el proyecto.

Nada más vernos nos dimos mogollón de abrazos, como si de amigos que no se ven hace tiempo se reencontasen, y nos acompañaron a casa.

La casa está situada cerca de la Parroquia La Anunciación. Pertenece a Adsis, y aquí vivimos todos los cooperantes y cooperantas.
2 chicas de Valencia, La Julia y Carmen, otras 2 del país Vasco, Ainara y Andreita, y una chica de Madrid con sangre extremeña, la Santi. Tod@s son un cielito, nos han acogido como de la familia. La verdad es que es algo que no me esperaba encontrar, y gracias a ello el proceso de adaptación ha sido inmejorable, podría decir que no a habido.

En la misma casa, pero en departamentos separados viven l@s Adsis, gente muy maja que trabajan en el proyecto, ellos también son de valencia, pais vasco…. Nos cuidan mucho, son como l@s papis.

30
Jun
09

Mi bici y yo paseamos ¿Molestamos?

usa_bici_legal_2_450

Desde hace un tiempo, aquí en valencia y en otras ciudades en las que he vivido por un tiempo, mi vehiculo urbano ha sido la bici.

El hecho de vivir a diferentes distancias de mis lugares de encuentro, trabajo, estudio… me hace que tenga que depender de un transporte para pod er moverme con facilidad, y sobretodo por la falta de tiempo que tenemos en la sociedad actual en la que vivimos.

Desde años la bici para mi, fue un objeto creado para el deporte y la diversión (sobretodo cuando era más pequeña), pero hoy en día es mucho más.

Hoy es un vehículo adaptado a mis necesidades, posibilidades, derecho y casi me gustaría decir una obligación para los ciudadanos

Además de ser un transporte que me hace ser totalmente independiente, ya que no dependo de nadie para moverme más que de mi bici y yo, es un medio asequible económicamente, puesto que no necesitas más combustible que las fuerzas de tus piernas y la energía de tu cuerpo. Pero sobretodo es un vehiculo que no perjudica, solo beneficia, es positivo para toda la humanidad, para todo el ecosistema puesto que no contamina como cualquier otro medio de transporte urbano.

Además, la sensación mientras voy en bici es muy gratificante, ya que a la vez que me traslado, disfruto de esas pequeñas cosas que solo yendo con mi bici siento; siento el aire que susurra a mis oídos extraños sonido que andando o en coche por ejemplo no escucho, los desplazamientos se me hacen más amenos, pudiendo experimentar varias rutas para un mismo destino.

Por otro lado pierdo el sentido del tiempo, es como si volase, observando todo a lo que mi paso voy dejando atrás y disfrutando de los lugares que voy descubriendo, de los que antes desconocía porque iba en automóvil.

Aquí en valencia la bici me aporta muchísimos beneficios, pero uno de los más agradables es que con ella puedo alejarme del bullicio de la ciudad, del trafico de los coches por las calles, del sonido ensordecedor que calla los bonitos cantos de los pájaros, aunque cada vez menos, vayan queriendo volar los cielos de esta ciudad y deseen alejarse como lo hago yo.

Pero también me gusta alejarme de esa gente que critica a mi bici, que les molesta, que le grita “fuera de aquí”… Pero señores y señoras ella está contribuyendo a una buena causa para ustedes, ¿no ven que gracias a ella, se favorece a la eliminación de tóxico en vuestras vidas, no ven ustedes que les está haciendo bien a sus pulmones, a sus oídos, a su vista y en definitiva a su salud y a vuestro planea?

Pero no, ellxs no lo ven así, lxs ciudadanxs con lxs que me encuentro cuando voy PASEANDO con mi bici nos miran mal, y en muchas ocasiones me insultan por ir con ella. Si vamos por la carretera los coches humeantes de aquellxs ciudadanxs con sus prisas y sus chulerías nos pitan o se acercan tanto que incluso pensamos que nos van a atropellar, y encima nos miran mal y sacan un dedo porque los hemos hecho frenar, ¡si te parece nos atropellas¡.
Pero si vamos por la cera, por salvar nuestra vidas, también molestamos, molestamos a esa gente que se para en los escaparates, enfrente de esos grande cristales para ver que modelito se van a comprar, enfadamos a esas personas que van corriendo porque llegan tarde a su trabajo porque el taxi que los traía ha cogido mucho tráfico. Pero, y no se lo pierdan, también cabreamos a esa gente que va por el carril bici andando pensando que va por la alfombra roja de Holywood, y ellos también nos insultan.

Esto nos parece vergonzoso, esta poca concienciación es asombrosa para nosotras. Está claro que al con bici hemos de tener mucho cuidado, pueden cruzarse coches, nos podemos despistar… sabemos que también debemos llevar cierto cuidado cuando vamos por la cera ya que alguien inesperadamente puede salir de su casa con prisa y podemos chocar, atropellarlxs, o cuando esxs niñxs que van correteando, jugando y se cruzan por sorpresa con nosotras… ante todas esas cosas pido respeto y cuidado a lxs ciclistas y sus bicis respecto a lxs transeuntxs.

Por otro lado agradezco a toda esa gente que lucha por el fomento de ir en bici, que lucha por la creación de más carriles bici, a esxs conductorxs que nos respetan, a esa gente que en vez de ir en vehiculo propio o urbanos se trasladan a pie porque no se siente cómodo en bici, pero nos apoyan, a esa gente que nos sonríe agradeciéndonos nuestra conducta y abriéndonos camino para que pasemos.

Me gustaría mencionar una cosa que me pasó el otro día, resulta que fui a una tienda de comida ecológica a comprar, cuando fui a pagar me dijeron que por ir con mi bici me hacían un 5% en mi compra y me resulto algo novedoso y agradecido, pues a esas personas que piensan en el fomento y desarrollo de esa conducta, también les doy las gracias.

En definitiva, les doy las gracias a toda esa gente porque me hacen un favor, me hacen la vida más saludable, más sana sobretodo más feliz

Parce indudable como un mismo hecho, el de con bici, puede ser tan gratificante para los que vamos con ella y tan odioso y espantoso para los que no las admiten en sus ciudades, en sus calles.

¿I esto porqué, si es por el bien de todos? Simplemente por la falta de conciencia, respeto y madurez.

28
Jun
09

El concepto de pobreza para Don dinero

El concepto de pobreza ha adquirido durante mucho tiempo diferentes significados dentro de las ciencias sociales. Se puede relacionar con la dificultad para cubrir las necesidades básicas, o con los marginados, a consecuencia de la escasa productividad, vinculado a la falta de recursos materiales básicos, o a la dificultad de acceso a los servicios…

El PNUD por ejemplo la define como la incapacidad de las personas de vivir una vida tolerable, esto es, mediante una vida larga y sana, una buena calidad educativa, libertad política, efectividad de los derechos humanos, la seguridad personal, un trabajo productivo, unas óptimas relaciones sociales, el derecho asociativo…

Observo que todo aquel que es pobre es porque no sigue unos cánones mínimos respecto a “lo normal”, a la necesidad de tener, a la falta de, a la imposibilidad de acceso a, insatisfacción en cuanto a…

El concepto de pobreza trae consigo diferentes ideas: miedo, rechazo, temor, pena, asco, dureza, drogas, gitanos, tercer mundo, negros. La pobreza siempre se ha relacionado con estos conceptos, y han ido adquiriendo cada vez más peso.

Las diferencias entre los ricos, los don dinero, y los pobres, “los que dan pena”, cada vez, va más en aumento. Podemos oír cosas como “ya no se puede pasear, cada vez hay más pobres viviendo en la calle”, la violencia aumenta porque cada vez hay más pobreza”, “la droga viene de los barrios pobres”, “ese es un muerto de hambre”, “ese da asco, no tiene dinero ni para ducharse”…

Y yo me pregunto ¿qué origina esa pobreza? ¿Se puede pasar de un estado “normal” a uno de pobreza? ¿En que momento pasas a ser pobre? ¿Es a caso una decisión propia?

La pobreza es un concepto algo abstracto, aunque se sabe que hay diferentes niveles de pobreza dependiendo de la cuantía de los recursos económicos que obtenga una persona, familia o comunidad, pudiendo estar en una pobreza extrema, absoluta, relativa

Este concepto lo que hace es seleccionar a la gente, medirla por lo que tiene, encasillarla, y sobretodo es un método separatista.
¿Pero se entiende por igual el concepto de pobreza en un país que en otro, en el centro de la ciudad o en la periferia, en una gran ciudad que en un pueblo? Parece ser que el concepto de pobreza no tenga en cuenta la cultura de origen, la historia, e incluso el tipo de ideologías, los estilos de vida, las necesidades individuales, las metas que uno mismo se propone…

Cualquiera de nosotr@s puede pensar que sería un ricachón en cualquier país del Sur, tenemos móviles, televisiones, que nos ayudan a comunicarnos y a enterarnos que debemos producir más y consumir lo que ha salido de moda, centros comerciales para pasar la tarde del domingo, ya que es nuestro día de relax, diez pares de zapatos, veinte pantalones, comprados en multinacionales, a combinar con una decena de camisetas para cada día de la semana, un grifo por el que sale abundante agua que dispalfarramos al llenar nuestra piscinas de las grandes urbanizaciones, al regar nuestros campos de golf, tenemos el coche con el que vamos a trabajar, y aquel con el que vamos a pasar el fin de semana al campo, donde tiramos la comida que nos ha sobrado junto con las latas de coca-cola, esa bebida tan cotidiana en nuestro días que no sabemos de dónde procede, o no lo queremos saber porque está muy buena. Luego volvemos a casa para ver el partido de futbol, y animar a nuestros ídolos, que aunque sean negros como el vecino inmigrante al que ni miramos, lo amamos, le aplaudimos junto a Beckham, un hombre trabajador, guapo y que encima destina una milésima parte de lo que cobra a una buena causa, saliendo en las revistas que compramos para saber qué corte de pelo lleva su mujer y hablar sobre lo solidario que puede llegar a ser este personaje.

¿Pero esto tiene que ver con la pobreza? Yo creo que no, pero por lo visto esto es lo “normal” de la gente media, que cubre sus necesidades “básicas”, que tiene acceso a los servicios “básicos”, que produce y por supuesto consume, como proceso vital para “sobrevivir”.

Pero lo peor de esta pobreza, yo creo, no es solo la falta de recursos que por supuesto no niego su importancias, sino también el proceso de retroalimentación de generación en generación, el entorno marginal que lo agrava, la alarma social, los estereotipos, las malas lenguas. Un amigo que vivía en la calle, con el que nos juntábamos a merendar en el parque, y con el que charlábamos y aprendíamos, nos dijo un día que lo peor de vivir en la calle, no es el no tener un techo digno en el que cobijarse, no es el tener que ir a un comedor social o ducharse una vez a la semana en un albergue, sino la mirada de la gente. Él no pedía dinero, pero mucha gente se le acercaba a darle, aunque no lo cogiese. Decía que no sabía si le sentaba peor las miradas de miedo, asco, o las de risa y pena.

Este hombre, según la definición de pobreza, sería un pobre hombre, que nunca sabrá si mañana podrá cubrir sus necesidades básicas, el sobrevivía como podía, pero este mismo hombre, era millonario, rico en saberes, en valores, en conocimiento, en historias, viajes. Era un libro abierto que ha dejado en aquel parque, en mi memoria, en mis ojos, en mis oídos, que ha llenado tantos bonitos momentos de risas, frustración, pero también de otro sentir, de otro mirar, de otro oler.

La pobreza es un concepto que según cómo lo enfoques es agradable o repugnante, me alegro al pensar que no soy rica, a nivel económico, pero también me enfada algunas de mis actitudes, cuando aparece en mí algún aspecto competitivo, egoísta, superficial, consumista, y que solo pienso en quejarme, en mirar al de al lado. No quiero decir que me sienta así siempre, y que utilice al que menos tiene para alegrarme y subirme el ánimo, sino que es un momento de reflexión sobre este aspecto, y como decía antes mirar las cosas desde otros ojos, más críticos, más racionales, y en definitiva más humanos.

Por otro lado me gustaría apuntar la lucha que hoy en día se realiza para erradicar la pobreza en el mundo. Hay diferentes organismos, tanto nacionales como internacionales, ONGs, asociaciones, empresas…, que proponen iniciativas para ayudar a las personas más necesitadas, a sacarlas del subdesarrollo. La visión de la pobreza y las diferencias entre Norte y Sur, muchas veces se malinterpreta o se malentiende. Como decía, hay diferentes organismos que, desde un enfoque etnocentrista u occidental, apuestan por la ayuda a los pueblos más desfavorecidos, predomina la creencia de que los del Norte somos conocedores del mundo, pero en realidad es una visión semejante a la del turista que viaja por él. Está claro que viajar es una de las mejores universidades de la vida, pero creemos que por pasar unos días en un país ajeno al nuestro, por sacar unas fotos, o por probar la comida típica, conocemos con exactitud la realidad en la que se vive allí.

Es necesario establecer, dentro de los organismos que ayudan al Sur, o a países subdesarrollados, un enfoque desde una perspectiva que incorpore como protagonista a la población afectada por el subdesarrollo. Tan solo desde el conocimiento y el respeto a la diversidad del mundo sociocultural de los grupos afectados, será posible articular relaciones “sanas” de ayuda.

Se le ha de dar prioridad a la necesidad de conocer el medio, de conocer cuáles son las necesidades reales de la población, sus metas, sus motivaciones. Es necesario un conocimiento exhaustivo de las prácticas cotidianas de dichas sociedades para descubrir el significado cultural en el que se va ha articular la ayuda, desde el análisis del problema hasta las posibles soluciones, su puesta en marcha, su revisión y la evaluación final y posterior a la intervención.
Muchas de las políticas de organismos internacionales no están libres de motivaciones que no contemplan a las gentes del país al que van a “prestar su ayuda” como único argumento de esta asistencia. Éste hecho puede cristalizar en un paternalismo o en una relación de dependencia “Norteña” como consecuencia de ese etnocentrismo que deteriora las relaciones entre las dos partes.
Es necesario una comunicación entre las partes, para ponderar las necesidades, las estrategias a establecer, siempre desde un enfoque alejado del poder, con una mirada hacia los protagonista, es decir hacia las gentes de esos pueblos.

Un ejemplo de ello son los ODM, ocho grandes objetivos a nivel mundial, con una serie de metas e indicadores para evaluar y llegar a su consecución.
Éstos fueron propuestos desde diferentes Organismos internacionales, después de varias reuniones y estudios, para luchar contra la pobreza extrema, para promover la igualdad, la educación y la sostenibilidad del medio ambiente.

Los ODM es la propuesta con más apoyos a nivel mundial, ya que su discurso política de desarrollo es internacional, dando la visión de que avanzan hacia la búsqueda de un mundo más seguro y más pacífico.

Uno de los objetivos que se plantean es erradicar la pobreza extrema y el hambre, el ODM 1, con la siguiente meta: Reducir a la mitad, entre 1990 y 2015, la proporción de personas con ingreso a 1 dólar por día.

Para mi, esta meta se reduce a simples datos, ecuaciones, y cuentas numéricas, cuyo fin es llegar a lo que se proponen, entendiendo a cada ser humano como simples números para realizar sus operaciones.
Se pretende reducir a la mitad, la pobreza extrema, ¿pero qué pasa con la otra mitad?, y además han de vivir con un dólar por día, ¿qué supone vivir con un dólar al día en una familia con necesidades médicas que han de gestionarse ellos mismo, sin un techo con el que contar, en una zona donde es casi imposible la comunicación con la escuela más cercana, donde no cuentan con necesidades como el agua y donde las zonas urbanas están ubicadas en terrenos meteorológicamente inestables?.
La meta que se proponen, es bastante ambiciosa, y yo creo que como se la plantean bastante inalcanzable.

Otra desventaja que creo evidente, es que la gente que logra salir de la pobreza extrema que puntualizan los dirigentes de los ODM, los que superan el dólar al día, no pertenecen claramente a los grupos más marginales socio-económicamente hablando, con lo que las diferencias de status se hace más evidente. Suben peldaños unos, pero irremediablemente los bajan otros. Se calcula que el 15% de la población pobre mundial son indígenas, los cuales se encuentran muy lejos de alcanzar lo que los ODM se proponen.

Los diferentes gobiernos, instituciones y organismos internacionales se comprometieron en sus días a respetar los derechos humanos en sus prácticas, pero veo que la realidad está muy lejos de eso. No se propone en ningún objetivo, como meta, la necesidad por parte de los pobres lograr el acceso a la justicia, erradicar las leyes que impiden la integración y agravan la marginación, la violencia, no se aplican medios para abolir la inseguridad y propagar la verdadera información.

El ruido del dinero al guardarlo en el bolsillo, de los coches pitando porque hay un peatón cruzando, de las maquinarias que extraen el petróleo, de los grito por el triunfo de las elecciones, de las copas de champán al chocar y en conclusión de esa tormenta de ruidos agresivos, hacen silenciar las voces de aquellos por los que “supuestamente” se está trabajando. La falta de participación de los pobres en la política, o mejor dicho la negación y prohibición de su presencia en la elaboración de los proyectos, hace que los ODM no vayan hacia una consecución real y factible, es decir hacia la meta que nos quieren hace creer.

Digo esto porque encuentro mucho beneficio propio hacia las potencias más ricas del mundo, sus prácticas se basan en la productividad, en la creación de unas marionetas que no las dejan ser libres, que no pueden cortar esos hilos tan bien amarrados a las manos de unos pocos, esos que temen que las tornas se vuelvan en su contra, y que luchan únicamente para callar voces, y tapar ojos y oídos. Su fin es que éstos no vean la realidad, porque estoy segura que cuando toda esta gente se una, el mundo se llenará de títeres revoloteando sin ningún manejo, sin ninguna manipulación, sin ningún destino ya escrito.

28
Jun
09

El Señor Capitalismo y su Amante Globalización no se casan porque están en crisis




Calendario

octubre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Categorías

RSS La AECID

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
"No busco el límite de las fronteras, sino la delimitación de los horizontes." "Queda prohibido llorar sin aprender." "En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza."