By rakelgm

La palabra educación está inundando continuamente los discursos de muchas personas, algunas de ellas ni siquiera saben nada de ella, qué es, cómo se da o cómo hay que luchar para que sea, y si tienen algunos datos sobre la palabra es sólo su significado, ya que es muy fácil acudir a un diccionario. Pero eso queda muy lejos de entender el autentico significado, si es que solamente hay uno.
Es impresionante ver todo lo que una simple palabra puede repercutir positivamente en todas y cada una de las personas que habitamos en este planeta tan quebrantado.

Con esto no pretendo decir que nadie sepa nada sobre educación, ya que también es extraordinario y muy gratificante oír a gente que lucha por ella, que intenta informarse, conocer acerca de su “vida” y que sobretodo cree en ella.

Me considero una viajante, por eso he emprendido este viaje, un viaje a lo imaginario, a la utopía de lo que en un día, espero que no muy lejano, pudiera llegar a ser la educación en todos los lugares, pero para ello es necesario manifestar que todo es posible, también es necesario formar un gran equipo, una gran tripulación de la que aprender disfrutando, mirando el horizonte, traspasando fronteras…, y sobretodo abrir los ojos para ver, y poner oídos para escuchar, a toda esa gente que nos tiene que manifestar sus necesidades acerca de su educación, ya que no podemos imponerles las nuestras de manera etnocentrista y occidental.

Para abordar esta primera parada, me gustaría empezar explicando el significado que la palabra educación ha tenido a lo largo de la historia.

En primer lugar, veo imprescindible plasmar una definición respecto al concepto de educación
La educación (del latín educare, “guiar”, y educere, “extraer”) puede definirse como:

 El proceso bi-direccional mediante el cual se transmiten conocimientos, valores, costumbres y formas de actuar. La educación no sólo se produce a través de la palabra, está presente en todas nuestras acciones, sentimientos y actitudes.
 El proceso de vinculación y concienciación cultural, moral y conductual. Así, a través de la educación las nuevas generaciones asimilan y aprenden los conocimientos, normas de conducta, modos de ser y formas de ver el mundo de generaciones anteriores, creando además otros nuevos.
 Proceso de socialización formal de los individuos de una sociedad.

También se llama educación al resultado de este proceso, que se materializa en la serie de habilidades, conocimientos, actitudes y valores adquiridos, produciendo cambios de carácter social, intelectual, emocional, etc. en la persona que, dependiendo del grado de concienciación, será para toda su vida o por un periodo determinado, pasando a formar parte del recuerdo en el último de los casos.
Por otro lado, se considera la educación como un derecho fundamental reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 es, en definitiva, el instrumento de derechos humanos que más ratificaciones ha recibido en toda la historia. La educación es importante, por lo tanto, una responsabilidad internacional compartida y reconocida como motor de desarrollo humano porque salva vidas, favorece el crecimiento económico y la distribución de la riqueza y permite a los ciudadanos participar en la vida pública y defender sus opiniones y derechos.

La educación se sirve de preceptos, ejercicios y ejemplos con los que desarrollar las facultades intelectuales, culturales, físicas y morales de las personas. Acción y efecto de educar, formar, instruir.
La educación es un proceso evolutivo y constante que va modificando la conducta del individuo a través de conocimientos y experiencias que se adquieren de diversas formas y medios, y esta puede ser formal e informal, consciente e inconscientemente.

Y por último definir el objetivo principal de la educación como el desarrollo de todas las capacidades humanas teniendo en cuenta la individualidad de la que somos portadores cada uno de nosotros, haciéndonos dueños de nuestras ideas y conductas, y por lo tanto de nuestra vida.

Todo esto es una recopilación de las definiciones que más se acercan a mi forma de pensar la educación, y de las que he extraído de diferentes documentos utilizados a lo largo de mis años de formación, pero esto no lo es todo para abordar este viaje, esta 1ª parada, ya que es necesario mirar la educación desde una perspectiva más global, y es por ello que cabe definir lo que es la educación internacional y el estudio de sus diferentes corrientes y criterios.

La educación internacional es un concepto estudiado desde diferentes perspectivas. No está del todo delimitado ya que se puede entender por un lado como objeto de estudio de la Educación Comparada, como un estudio ligado a la cooperación para el desarrollo fortaleciendo acciones de apoyo al Sur desde el Norte, como una disciplina independiente que trata de formar ciudadanos responsables mediante la educación en valores y por último como un apartado que intenta acercar las realidades de otros países analizando las políticas socioeducativas correspondientes al país estudiado.

La verdad que yo diría que la educación Internacional es todo eso y más, ha de despertar la curiosidad de las personas para que analicen las políticas sociales, económicas, educativas… de todos aquellos países que nos interesa saber cómo funcionan, como también conocer, ver, oír…, de cerca cómo lo viven las personas de esos lugares, y así tener un mayor conocimiento sobre otras realidades. De esta manera se podrán fortalecer más las acciones de cooperación analizadas desde una perspectiva más real y cercana a lo que sucede. Y para que todo esto suceda, es necesario desarrollar una educación en valores que origine una nueva visión más solidaria y respetuosa con un carácter participativo y activo en la sociedad en la que vivimos. Es decir que la educación internacional se podría decir que es en sí como yo entiendo la educación en general, aquella que trata dar información y conocimiento, la que proporciona libertad para la experimentación, la investigación, la demanda y la protesta, aquella que fortalece una vida más responsable, solidaria, participativa, la que pretende formar a los estudiantes en políticas internacionales para apoyar acciones de cooperación…, en definitiva aquella que facilita una vida más justa en todos los lugares del mundo.

Siempre se ha tratado de buscar el camino que defina mejor a la educación internacional, yo no me posiciono en un camino u otro, yo diría, o eso es lo que pienso hoy, que la educación Comparada no se puede desligar de la educación internacional, creo que la educación comparada es la parte más investigadora, aquella que pretende conocer los fenómenos educativos de diferentes lugares y las entidades, organizaciones, colectivos… que forman parte de cada realidad. Es una manera de ponerle a la educación internacional la base para una puesta en acción sobre datos analizados de primera mano, y así realizar una tarea válida, adecuada a las demandas, necesidades y en definitiva individualizada en casos muy concretos. Una sin la otra sería una catástrofe, un camino poco esperanzador y ambiguo.
Pero claro aquí solamente he hablado de la relación que tiene la educación internacional con la comparada, y que esta última analiza las entidades que forman parte de cada zona estudiada. ¿Pero quiénes son estas entidades que gobiernan, deciden, benefician y/o perjudican las vidas de las personas en cada uno de los lugares del mundo?

La educación comparada intenta averiguar qué organismos maniobran en cada lugar y cómo, y este aspecto es otra rama fundamental con la que se cruza la educación internacional, los organismos internacionales. Para hacer un análisis exhaustivo de los diferentes lugares, es necesario saber de esos organismos y conocerlos para hacernos una idea de qué practicas están llevando a cabo y si es necesario reforzarlas, cambiarlas, o simplemente hacer pensar a esos organismos de su propia tarea.
Por una parte están los organismos supragubernamentales que aglutinan los diferentes gobiernos como UNESCO, Banco Mundial… . Todos ellos, y en la medida que los dejan, o desean, son los que deciden los caminos educativos, económicos, sociales… en los diferentes países en los que están “trabajando”.

La educación internacional también está relacionada con la Cooperación para el desarrollo ya que tienen un objetivo común, apoyar a los países con acciones tanto políticas como técnicas, para su desarrollo, es decir que se realicen estudios y proyectos dirigidos a ayudar a los planificadores y administradores de la educación de países subdesarrollados en su tarea de favorecer el desarrollo de técnicas de educación.

Pero no solo la Educación internacional trata de actuar y estudiar en los países del sur, en aquellos países empobrecidos económicamente, pero tan ricos en otros aspectos tan fundamentales. También tiene un papel fundamental en estos países globalizados, adinerados, ricos por las nuevas tecnologías, alimentados de la posición y el status en el que vivimos… y tan poco concienciados e informados de la verdadera realidad, esa que está tan lejos de la que nos muestran los medios de comunicación. Su papel aquí es el de educar en valores para eliminar la falsa visión tan europeizada, para despojarnos de la dominación de nuestra cultura respecto a la de “otras minorías” que no son tan pocas, para viajar en el mundo de la delimitación, sin fronteras, para aprender otras maneras de vivir tan válidas como otras…
Me es muy difícil establecer una definición clara sobre el concepto de educación internacional, para la realización de este apartado he acudido a Internet, pero mi sorpresa ha sido que no hay una definición precisa, no hay la suficiente información sobre dicho tema, no se aborda con la suficiente importancia, y la verdad es que me sorprende bastante.

Me gustaría expresar lo que siento al haber intentado pensar la educación internacional, me gustaría que no apareciese Educación Internacional como un concepto independiente y diferente al de Educación, me gustaría que no hiciese falta realizar esa distinción, que tanto en las escuelas, como en la calle , como en casa, entre amigos… al hablar de educación se integrasen todos esos aspectos que la educación internacional relaciona, y que un día, no muy lejano, se hablase de educación sin más, como una realidad mundial, sin poner de manifiesto comparaciones kilométricas, fronterizas… y sobretodo que en ningún lugar se tuviera que luchar por el derecho a una educación, y aún más especificar que ésta fuese de “calidad”, un concepto también muy usado en diferentes manifiestos, pregones… Simplemente que no existiera ese “derecho fundamental”, porque eso querría decir que no sería una necesidad sino una realidad del día día.

Pero este día aun está lejos, la lucha incesante por la educación es un tema de actualidad, un tema que aparece en todas las agendas de los grandes Estados, de los enormes monstruos del poder. La obtención de una educación de calidad es una meta que proponen los ODM. Pretenden lograr la enseñanza primaria universal, esto es, que tod@s l@s niñ@s del mundo tengan acceso a la enseñanza, a la escolarización. ¿Pero con que lógica, con qué pedagogía, qué tipo de ideales, quiénes van a enseñar, o quizá instruir?

Me parece mal que en ninguna de las metas que se proponen en los ODM no se refleje la necesidad de formar a las personas que van a enseñar a es@s millones de niñ@, y que aún más no se refleje que esas personas han de ser del mismo lugar donde se imparta esa enseñanza.
Es necesario que esto ocurra, que sean los mismo ciudadan@s de esos países l@s que se formen para formar, desde una perspectiva cultural, histórica. Pero por lo visto esto no es así, la realidad es otra, vendrán de fuera a enseñarnos lo que hacemos o no hacemos bien, l@s que nos impongan unos dogmas, unas leyes para por fin llegar a ser, decir y pensar igual que ell@s.
¿Pero mejorar la educación no tendrá un efecto directo con la capacidad de trabajo de un pueblo para que sea generador de riqueza para otr@s? Yo pienso que si. Los grandes organismos fijan sus evoluciones con cifras, tanto dinero invertido produce tanto dinero ganado, y así un sinfín de listas, datos, estadística.

Una de las grandes potencias empresariales que está sumergido en los mares de los ODM es el Banco Mundial, el cuál evalúa incesantemente sus efectos gananciales. Podríamos pensar que es un banco solidario, que aporta grandes cantidades de dólares para los pobres del Sur, sin beneficio, sin nada a cambio, pero no es así. BM llega a un país lo analiza e implanta unas maravillosas instalaciones, unos edificios llamados colegios, con unos materiales muy occidentales con fotos de niñ@s blancos y rubios riendo al lado de un aparato que llaman ordenador, y rodeados de unas casas que llegan hasta las nubes. Entonces a partir de este momento, ese edificio en medio de la “nada” se repleta de millones de niñ@s, ¿y ahora qué?, ¿Cómo sigue la historia?, pues sigue de la siguiente manera, l@s niñ@s, supuestamente llegarán a casa contentos por haber aprendido, ¿Pero lo aprendido en ese lugar tiene algo que ver en sus vidas, en la de su madre, su padre, sus herman@s, vecinos…? No dudo que ese niñ@ no haya aprendido nada, pero dudo que no esté orientado a que en un futuro el resultado sea producir, y no para el mismo, para su familia, para su pueblo, sino para aquellos que lo ayudaron en su día y hoy les piden cuentas.

Como vemos están atados de manos, y me refiero a las gentes del Sur. Aunque vean la verdadera intención de los organismos internacionales, Estados u otras entidades, me temo que no van a alzar sus voces de protesta, yo tampoco se si lo haría. Es evidente que están “mejorando” pero siempre es a cambio de algo. Así se crea un círculo vicioso, de dependencia, de tu me das y yo te devuelvo. ¿Pero si les ayudan para “producir” desarrollo y luego han de pagar con lo que han “desarrollado”, cómo van a ser independientes de por vida?

Yo opino que la mejor manera para que esa gente, con nombre y apellidos, consiga un desarrollo, a todos los niveles y en especial el de la enseñanza, es que tengan posibilidad de hablar, de decidir por qué camino andar, que digan cuáles son sus carencias, sus necesidades, y que les ayuden, no que les impongan, que les echen una mano, no que les corten las suyas. El problema es que tengo la teoría, pero no se de qué manera ponerla en práctica. Lo necesario es cambiar el sentido ideológico y político de los que mandan, que se pregunten y cuestionen para quien y para qué intentan proponer unos objetivos y de qué manera conseguirlos.

Para que esos países alcancen una enseñanza de calidad, una educación, primero habrá que cambiar la educación de los que la intentan imponer, y así conseguir su fin, si es que acaso es ese.
Se habla de conseguir que millones de niñ@s logren una enseñanza primaria, pero ¿después de ésta qué?, ¿y qué pasa con el resto de niñ@s más mayores, l@s jóvenes, l@s adult@s, l@s ancian@s, acaso no es necesario una enseñanza básica para ellos, una educación como proceso sin límites de edad? Está claro que si se plantean la enseñanza primaria, están consiguiendo que est@s niños, que en un futuro ya no lo serán, contribuyan con los aprendizajes que han obtenido, ¿pero para qué, para su desarrollo, o para el de los otros?

Está claro que se ha de ir dando pasito a pasito, pero sin olvidar al resto de la humanidad, pensar más allá de la mera productividad.
Como he señalado anteriormente, estamos acostumbrad@s a escuchar el concepto de educación, y más aún que la educación es un aspecto fundamental para conseguir un óptimo desarrollo a nivel personal, comunitario e incluso internacional, además de ser entendida como motor de desarrollo humano que favorece el crecimiento económico, que permite a todas las personas participar en la vida pública, defender sus derechos, todo ello teniendo en cuenta la individualidad de cada un@. Pero ¿qué se entiende como desarrollo?, ¿porqué los países del Norte son considerados desarrollados y los del Sur subdesarrollados?, ¿porqué dentro de los subdesarrollados hay algunos en vías de llegar al desarrollo y otros no?, ¿es porque disponen de más dinero, o porqué saben cómo darle utilidad? La verdad que este tema es abordado desde diferentes perspectivas, por ello es conveniente hacer una parada en nuestro viaje e intentar dar una definición al término desarrollo e interpretar los diferentes modelos que lo definen, para darle sentido a nuestro crucero por el querer saber, por el querer aprender, por el querer querer.

Anuncios

0 Responses to “1ª PARADA: la educación”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Calendario

diciembre 2017
L M X J V S D
« Jul    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Categorías

RSS La AECID

  • Se ha producido un error; es probable que la fuente esté fuera de servicio. Vuelve a intentarlo más tarde.
"No busco el límite de las fronteras, sino la delimitación de los horizontes." "Queda prohibido llorar sin aprender." "En un país bien gobernado debe inspirar vergüenza la pobreza. En un país mal gobernado debe inspirar vergüenza la riqueza."

A %d blogueros les gusta esto: